19 ago. 2012

Cosas bonitas y cosas no tan bonitas para la manicura.


Primero os voy hablar de algo que me parece una cosa malísima. Los rotuladores de manicura francesa de KIKO. Y no es que me saliera malo uno, es que tengo dos y los dos son igual de malos. Durante unas pocas semanas si que son geniales pero luego se reseca o saber qué la esponja del rotulador y no se empapa la punta, sale por donde puede, te chorrea y lo que es la punta no está con pintauñas, vamos un cristo en cuanto se seca para usarlo, pierdes todo el producto. Los mal estoy usando por no tirarlos pero es que están para tirar, y al menos del mes de comprarlos ya se estropean, así que o lo compras y lo usas siempre para acabarlo antes de que se te estropee la punta, que lo veo difícil o nada, no funciona este método para hacerte la manicura francesa, es una pena que se estropeen tan pronto porque mientras funcionan son muy cómodos de usar.


Y esto, es un quitaesmalte con olor a frutilla, lo hay de varios olores en el Douglas y por menos de 2€ 150mL (no, no estoy loca, ahora L se escribe con mayúscula XD). Así directamente del frasco huele fuerte, pero en cuanto lo usas para quitarte los esmaltes de las uñas, deja un rastro en los dedos... un olorcillo superagradable, compraré más de estos, porque son muy majos de usar, además es sin acetona, suavecillo para las uñas, tiene vitaminas también (A, E y B5), así que solo hay que escoger el olor y usarlo, porque es muy placentero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario